Los mejores restaurantes en Altamira para degustar la gastronomía cantábrica

Novedades

La gastronomía en Cantabria tiene en el marisco a su principal protagonista, las aguas frías de esta región le dan un sabor único a las almejas, berberechos, percebes, cigalas, langostas, bogavantes, caracolillos, centollos, nécoras,  mejillones y muergos; así como los calamares que se usan en las rabas, un platillo exquisito que se puede degustar en los mejores restaurantes en Altamira.

La merluza, las lubinas, los cabrachos, el bonito y los bocartes son unos de los pescados que se pueden degustar en esta región, disfrutar de la merluza en salsa verde o los maganos encebollados o unas exquisitas sardinas asadas, acompañadas con un buen vino blanco es una verdadera delicia que tienes la oportunidad de probar cuando visites esta hermosa región de la península ibérica.

La vaca tudanca es el vacuno representativo de esta región, ofrece una variedad de cortes de primera calidad que se pueden degustar en diversos platos como el solomillo de ternera en salsa de queso; las carnes de cordero, lechazo, ciervo y jabalí también son muy populares en la cocina de esta región; el chon, nombre que le dan en esta región al puerco, es uno de los ingredientes básicos de la cocina de Cantabria.

Con él se prepara una de los platos más representativos de la región que se puede degustar en los restaurantes en Altamira el cocido montañés, un plato que además incluye morcilla de arroz, chorizo, alubias y berzas, cuyo sabor es realmente exquisito, se puede acompañar con una copa de vino tinto, para disfrutar de uno de los platos más típicos de Cantabria.

Los quesos son otra de las exquisiteces de esta región, aquí se producen quesos con denominación de origen protegida. queso de Cantabria y los quesucos del Valle de Liébana, una verdadera delicia, que está presente en muchos de los platos más representativos de esta región.

Los postres no pueden faltar en la cocina cantábrica, luego de una buena comida se puede degustar de un sobaos pasiego, una quesada, una corbata de Unquera, una pantortilla de Reinosa o una polka de Torrelavega, todos originarios de esta región y de sabor inigualable que agrada a todos los paladares.

Deja un comentario